La cabrera

Compartí varios días con ella. La acompañaba en sus largos paseos con las cabras. Hace unos meses me enteré de lo que le hizo a sus casi 300 cabras.. hoy, no me interesan esos días de verla trabajar. Me quedo con la huella que ha dejado en este mundo. Una huella cruel casi inimaginable pero cierta.

Este ser humano fue despiadado… lo peor, a pesar del sufrimiento agónico y atroz que provocó en estos seres vivos, es que sigue “libre”….

 

cabera fumando con lechon

 

El Seprona encontró así la granja…